Restricciones

Un error común en los usuarios de Windows y Office es pensar que son plenamente dueños de su software. De hecho, hay una serie de fijaciones legales que se aplican.

¿Nunca has leído la licencia por completo? Nosotros lo hemos hecho por ti.

La letra pequeña en el contrato

  • Windows y Office no se venden, sólo se paga para obtener una licencia.

    Nadie puede comprar Windows o Microsoft Office: en lugar de eso los usuarios compran un permiso para utilizarlo. La licencia describe los términos de este permiso. Es el texto legal restrictivo tienes que hacer clic en "Aceptar" para instalarlo.

  • Debes renunciar a muchos derechos para poder utilizar este software.

    Existen ciertas restricciones que han de acatarse por ley. Las restricciones sobre quién puede usar el software, qué tipo de ingresos se pueden obtener con él, cómo elijas instalarlo, restricciones en tu privacidad, incluso de si puedes regalarlo: la lista es larga. Leer la licencia y enumerar los derechos que te quedan es en sí una tarea difícil.

  • Una copia del software distribuido por el fabricante original de equipo (OEM, por sus siglas en inglés), no puede ser transferida a otro ordenador.

    Si compraste tu ordenador con Windows u Office preinstalado (las licencias llamadas OEM, o los discos de Windows "Shrink Wrap") y cambias de ordenador, deberás volver a comprar el software. La licencia está asociada a un ordenador, y expira cuando el ordenador desaparece. Por lo tanto, transferir el software a otro ordenador es ilegal.


Si visita la mayoría de los sitios web de software libre, se dará cuenta de que con poco esfuerzo encontrará la licencia del mismo, ya sea la GPL, la licencia X, la licencia de Apache, o cualquiera que sean los términos y condiciones que tiene que aceptar para usar el software.

Ahora, con una compañía de software privativo, la licencia está enterrada por lo que no se puede leer sino hasta que haya pagado por el producto, entonces, al utilizar su software, ellos están pidiendo que apagues parte de tu cerebro, que apagues parte de tu capacidad de trabajar con otras personas y hacer negocios.

El mensaje oculto

Empresas como Microsoft les gusta asimilar su software a productos físicos, al mencionar infracción de derechos de autor por ejemplo. Sin embargo, el software propietario es muy diferente debido a la restrictiva licencia, tales restricciones serían impensables en un coche o una bicicleta, por ejemplo.

Restricciones en el uso de Office y Windows son tan duras, que muchas violaciones ocurren todos los días a nuestro alrededor. Las personas sienten la tentación de comprar sólo una versión de Microsoft Office e instalarlo en dos equipos. Otros mantienen su versión de Windows cuando botan su PC a la basura. Otras personas regalan su software de segunda mano de Windows cuando dejan de usarlo.

Tienes una alternativa a romper la ley, o a sentirte muy restringido cuando la cumples. GNU/Linux es «software» libre (mucho mejor que solo software gratuito): su licencia GPL está diseñada para proteger tus derechos.

Más información