¿Que hay del código fuente?

El código fuente detalla la forma en que un programa trabaja (de hecho, es lo que los programadores escriben). Sin este, no se puede entender como está hecho un programa. No importa si tú no lo entiendes: El estar disponible o no afecta directamente a cualquier usuario.

Nadie puede saber qué hay dentro

Windows viene sin código fuente. Es más, al usarlo, tienes que atenerte al término de la licencia que dice:

No podrá hacer ingeniería inversa, decompilar o desensamblar el software.

Por lo tanto, es ilegal descubrir como funcionan Windows o Microsoft Word; hasta intentarlo es ilegal. También tienes prohibido modificar los programas para cualquier propósito.

Esta restricción en la licencia es para asegurarse que Microsoft permanezca como la única organización que entiende cómo funcionan sus productos. Windows es parecido a un carro donde sólo al fabricante original le está permitido darle servicio.


Puede que digas, "¿Cómo cambio la receta para hacer la comida menos salada?" y el maravilloso chef responda, "¿Cómo te atreves a insultar mi receta, mi inteligencia y mi paladar, tratando de alterarla? ¡Tú no estás en la posición de cambiar mi receta y hacer que sea buena!"

Richard Stallman, Por qué el software no debe tener propietarios

Puedes confiar en el software libre

No resulta una sorpresa que el software privativo esté tan mal en términos de seguridad, comparado con el software cuyo código fuente está disponible (incluyendo a GNU/Linux).

Con el software libre los programadores pueden cambiar el código para reparar defectos. Significa que puedes contratar a un informático para verificar que tu software es realmente seguro. Significa que te puedes beneficiar de las contribuciones de una comunidad mundial que mejora la seguridad y la fiabilidad del software, constantemente. 15 millones de usuarios utilizan GNU/Linux sin un programa antivirus, y están completamente seguros. También es usado en los servidores detrás de motores de búsqueda y bancos.

El código fuente es la receta del software. ¿Cómo puedes mejorar una comida, para hacerla menos salada, si te prohiben el acceso a la receta con la que fue creada?

El usar Windows y Office requiere que no pidas ni busques el código fuente del software. Solamente Microsoft puede modificar tu programa.

¿En cuál confiarías: En el software que no se puede inspeccionar o el que viene con su receta?